El origen del carnaval de Venecia sigue siendo incierta, pero la única cosa segura es que su conformación está basada en tres momentos específicos: entre religiosas celebraciones y guerra.

1094, 1162, 2196 son históricamente documentados como primeros años de desarrollo del carnaval.

El origen de esa celebración está tan misteriosa como el carnaval en sí mismo, pero parece que este periodo de excesos y diversión caracterizó la vida pública de la Serenísima en la primeras décadas del 1.000 D.C. y, especialmente, entre los siglos XII y XIII: donde nuestras fechas están colocadas.

1094: es el año del primero documento que claramente se refiere un breve periodo de diversión antes de la cuaresma. La única información que tenemos de ese tiempo es que el Doge era Vital Falier. Sin embargo parece claro que el periodo de bureo, aunque mencionado por primera vez, no era nuevo a los venecianos.

1162: El Doge Vitale Michieli luchaba contra del patriarca de Aquilelia Ulrlich que, respaldado por Frederick Barbarossa que se juntó con terratenientes del Friuli, intentó a dominar la ciudad de Grado que era de Venecia.
La reacción rápida y fuerte de la Serenísima llevó a la derrota del Patriarca en el día del jueves de carnaval.

A lo largo de los años la celebración se hizo en una costumbre porque por mucho tiempo Aquileia tuve que recompensare Venecia con 1 toro y 12 cerdos durante el “jueves gordo”.

1296: en este año el Senado declaró el carnaval una festividad pública y lo fijó como celebración de la diversión, de los excesos y que tenía que celebrarse los 6 días antes de la cuaresma.

El carnaval se hizo un outlet para la ciudad y cada año se ha vuelto más poderoso y sujeto a tensión políticas y trampas de otros países rivales.

¿Una curiosidad? El doge de esa época fue al primpero a mencionar una mascará: la “Bauta”.

“el hombre que inventó la Bauta, hizo una grande cosa porque las máscaras ponen en perfecta igualdad todas las personas de cada clase social y edad y evita las reverencias entre los sexos".